ITC-BT-52 sobre instalación de sistemas de recarga de vehículos.

ITC-BT-52

La nueva ITC-BT-52 sobre la instalación de sistemas de recarga de vehículos eléctricos establecer que

cada punto debe protegerse individualmente con un diferencial tipo A con una sensibilidad máxima de 30 mA.

Por ahora es la primera ITC que obliga explícitamente utilizar diferenciales tipo A (RGU-2 y RGU-10).

Únicamente se “recomendaban” en la ITC-BT-24 el empleo de diferenciales tipo A cuando se prevea que las corrientes diferenciales puedan ser no senoidales, c

osa que se produce hoy en día en prácticamente en todas las instalaciones, haciendo imprescindible como mínimo el empleo de los diferenciales tipo A.

La ITC-BT-52 además insta a que los dispositivos de protección diferencial que se instalen para puntos de recarga de vehículos eléctricos en la vía publica sean con rearme automático (como los modelos REC3 o RECmax LPd).

Un importante aspecto que debemos tener en cuenta, y que por ahora no presenta la propia ITC pero si algunos fabricantes de vehículos eléctricos lo especifican, es el de garantizar la seguridad del propio usuario, el vehículo eléctrico y la instalación frente a cualquier tipo de fuga.

Los diferenciales tipo A protegen ante fugas senoidales y pulsantes distorsionadas

, pero lo cierto es que también pueden aparecer fugas en corriente continua en que este tipo de protección no sería eficaz y podría suponer un riesgo potencial.

Fainca distribuidor autorizado de Circutor. Si necesitas más información, haz —> click aquí.

Related Posts

Write a comment